2019 Dodge Charger – Bello bólido

0
740

El 2019 Dodge Charger es un sedán de cuatro puertas, con capacidad para cinco ocupantes, disponible en cinco versiones: SXT, GT, R/T, Scat Pack y SRT Hellcat.

La versión SXT porta un motor V6 de 3.6 litros, que alcanza los 292 caballos de fuerza y 260 libras-pie de torque, empatado a una transmisión automática de ocho velocidades.

En cuanto a los accesorios, viene con rines de aleación de 17 pulgadas, acceso y encendido sin llave, cámara de vista trasera, sensores traseros de estacionamiento, asiento del conductor de ajuste eléctrico, el sistema de infoentretenimiento de Dodge Uconnect -que incluye pantalla touchscreen de 7 pulgadas, conectividad Bluetooth, dos puertos USB, compatibilidad con los sistemas Apple CarPlay y Android Auto y sistema de sonido de seis bocinas con radio satelital- y más.

Si usted opta por elegir esta versión con tracción en las cuatro ruedas, el poder del motor aumenta a 300 caballos de fuerza y 264 libras-pie, además, se agregan diversos accesorios, como rines de 19 pulgadas, faros para niebla estilo LED, espejos térmicos, pantalla touchscreen de 8.4 pulgadas, conexión Wi-Fi, radio HD y otros detalles más.

La siguiente versión es la GT, que viene equipada de manera muy similar a la versión previamente descrita (incluso en su tren motriz), pero con diferencias como tracción en las llantas traseras, rines de 20 pulgadas y otros detalles estéticos y técnicos.

La versión R/T cuenta con los mismos accesorios que la GT, pero con la diferencia que porta un motor V8 de 5.7 litros, que desata 370 caballos de fuerza y 395 libras-pie de torque.

Pasando a la penúltima versión, la Scat Pack, viene con un motor más grande, un V8 de 6.4 litros, de 485 caballos y 475 libras-pie de torque; además de frenos de alto desempeño, sistema de enfriamiento para el motor de alto desempeño también y asientos delanteros de ajuste eléctrico, por mencionar algunos ejemplos.

Por último, tenemos la versión SRT Hellcat, que devora los caminos con un V8 supercargado de 6.2 litros, que destroza el pavimento con 707 caballos de fuerza y 650 libras pie de torque. Cuenta además con volanteo y afinación de suspensión mejorados; y prácticamente toooodos los accesorios ya citados. 

Hablando de accesorios, pregunte por los paquetes y amenidades opcionales, que por cuestión de espacio no puedo incluir.

¡Ah! Y sobre el rendimiento de combustible, dependiendo del motor, brinda entre 15 y 19 millas por galón en la ciudad y entre 24 y 30 millas por galón en la carretera.

Siendo uno de los muscle cars americanos por excelencia, en cuanto a su conducción, aquí encontrará poder y diversión, ‘devorando’, como ya lo mencioné, los carriles de las autopistas sin esfuerzo alguno.

Y respecto a su interior, los asientos pueden resultar rígidos para algunos, pero no llegan a ser incómodos, es un auto de cabina silenciosa y hasta ideal para travesías largas en la carretera.

• Consumo en ciudad: Hasta 19 MPG

• Consumo en carretera: Hasta 30 MPG

• Precio base sugerido: $29,220