Colombianos vuelven a salir a la calle a expresar descontento con el gobierno

0
103

Los colombianos descontentos con la respuesta del presidente Iván Duque a casi una semana de movilizaciones volverán a salir a la calle el miércoles para protestar por una serie de cuestiones que van desde la reforma fiscal a la cuota para la pesca de tiburones en la mayor ola de agitación en el país en décadas.

Las movilizaciones que estremecen a diario la nación muestran una variedad inusualmente amplia de quejas, aunque con un lema similar: La oposición a un gobierno que muchos creen que solo vela por los ciudadanos más privilegiados.

“Nos sentimos totalmente desprotegidos de todo”, dijo Lucy Rosales, una pensionista que caminaba por el centro de la capital, Bogotá, el martes, citada por la agencia de noticias The Associated Press.  “No sentimos que tenemos un vocero que nos represente. Son muchas las cosas que dejaron acumular”.

Analistas reclaman un plan de nación para Colombia

La nueva marcha se celebra un día después de que el intento de Duque de frenar el malestar reuniéndose con un grupo que coordina las protestas saliese mal. Miembros del Comité Nacional del Paro se negaron a formar parte del diálogo convocado por el presidente con todos los sectores sociales, creando nuevas dudas acerca del tiempo que podrían prolongarse las costosas movilizaciones.

“El gobierno no ha sabido aprender de las experiencias chilena y ecuatoriana”, señaló Jorge Restrepo, un profesor de Economía, refiriéndose a las recientes manifestaciones masivas en ambos países. “Ha cometido muchos errores”.

El comité coordinador presentó el martes una lista de 13 demandas que piden a Duque que retire o reformule las reformas fiscal, laboral y de pensiones. Además, los líderes de los sindicatos de trabajadores y estudiantes quieren que se revisen los acuerdos de libre comercio, que se elimine una unidad de la policía antimotines acusada de la muerte de un estudiante de 18 años y la implementación total del histórico acuerdo de paz con los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los organizadores demandan también que el presidente conservador cree un proceso de negociación independiente y específico para abordar sus demandas. Esta es una idea a la que, al menos al principio, el gobierno no está dispuesto, alegando que incluir a todos los colombianos sería un enfoque más democrático.

DEJE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí