Cubanos en Miami demandan a banco francés Societé Generale en base a ley Helms-Burton

0
75

Los herederos de los dueños de un banco de Cuba nacionalizado por el gobierno comunista de Fidel Castro demandaron en Miami al banco francés Societé Generale por 792 millones de dólares en base a la ley estadounidense Helms Burton, según documentos judiciales.

Los sucesores de los propietarios del Banco Nuñez alegan que el Societé Generale logró beneficios por 1.340 millones de dólares en transacciones con el Banco Nacional de Cuba (BNC), al que fue forzosamente integrada la entidad de sus antepasados, según la demanda.

Contactado por AFP en París, el banco francés no quiso hacer comentarios.

El Banco Núñez, entonces el segundo banco más grande de Cuba, fue confiscado en 1960 junto a otras instituciones bancarias e incorporado al estatal Banco Nacional de Cuba (BNC), en un operativo que incluyó al National City Bank y el Chase Manhattan Bank, entre otros.

La demanda entablada el miércoles en Miami, sur de Florida, estima que el Banco Núñez entonces valía 7,8 millones de dólares, que representaban el 10,5% del patrimonio del BNC cuando éste lo nacionalizó.

Los herederos de Carlos Nuñez y Pura Galves, dueños del Banco Núñez, piden entonces una reparación de 792 millones de dólares al banco francés. La demanda no identifica a los demandantes por su nombre.

“Al realizar actividad comercial con BNC, SocGen recibió un beneficio de 1.340 millones de dólares”, señala el texto de la demanda. “Como el Banco Núñez conserva su derecho a 10,5% del BNC, las actividades de SocGen constituyen ‘tráfico’ en la ‘propiedad’ del Banco Núñez, como lo define la ley Helms-Burton”.

El título III de la ley estadounidense Helms-Burton abre la vía a las demandas de reparación de los cubanos exiliados en Estados Unidos después de la revolución en 1959.

Este capítulo había sido sistemáticamente suspendido desde 1996 por todos los presidentes estadounidenses para no causar fricciones con sus aliados.

No obstante, el presidente Donald Trump lo habilitó en mayo en el marco de su lucha contra los gobiernos de izquierda de la región.

Agence France-Presse (AFP) es la agencia de noticias más antigua en el mundo y una de las mayores junto con Reuters, Associated Press y EFE. AFP tiene sede en París, con centros regionales en Washington DC, Hong Kong, Nicosia y Montevideo, y oficinas en 110 países. Transmite noticias en francés, inglés, español, árabe, alemán, portugués y ruso.

DEJE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí