Florida no puede prohibir voto de expresidiarios por multas y tarifas

0
145

Florida no puede, por ahora, prohibir a los delincuentes que cumplieron su tiempo de registrarse para votar simplemente porque no han pagado todas las multas y tarifas derivadas de sus casos, dictaminó el miércoles un tribunal federal de apelaciones.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 11vo Circuito de Estados Unidos confirmó la orden judicial preliminar de un juez federal de Tallahassee de que una ley estatal que implementa la Enmienda 4 equivalía a un impuesto electoral injusto que privaría del derecho al voto a muchos de los delincuentes liberados.

“No estamos de acuerdo con el fallo”, dijo Helen Ferre, portavoz principal del gobernador republicano Ron DeSantis. Dijo que el estado solicitaría inmediatamente a todo el 11vo Circuito que reconsiderara la decisión.

El caso es uno de varios ante jueces en medio de escaramuzas legales de alto riesgo sobre las elecciones de Florida, que han atraído el escrutinio nacional debido al estado perenne del estado como campo de batalla político y los márgenes muy estrechos que deciden algunas contiendas de alto perfil.

La Enmienda 4 fue aprobada abrumadoramente por los votantes en 2018 para permitir que la mayoría de los delincuentes que cumplieron su condena recuperen el derecho al voto. Pero poco después, la Legislatura, liderada por los republicanos, aprobó una ley que estipula que primero deben pagar las multas y tarifas antes de que sus sentencias puedan considerarse completas según la ley.

Grupos de derechos de voto que representan a 17 demandantes pusieron una querella en un tribunal federal, buscando revocar la ley.

En su fallo del miércoles, el tribunal de circuito dijo que el requisito financiero “castiga a aquellos que no pueden pagar con más severidad que los que sí pueden, y lo hace al continuar negándoles el acceso a las urnas”.

El tribunal agregó que las sentencias anteriores de la Corte Suprema de Estados Unidos requerían que “se aplicara un escrutinio más riguroso al preguntar si el requisito viola la Cláusula de Igualdad de Protección de la Decimocuarta Enmienda tal como se aplica a estos demandantes”.

El tribunal de apelaciones dictaminó que sí, y afirmó el mandato preliminar emitido el año pasado por un juez de un tribunal de distrito federal en Tallahassee.

La orden judicial preliminar del año pasado permitió a los delincuentes registrarse para votar, independientemente de su capacidad para pagar multas, restitución y otras tarifas. Se emitió antes de un juicio completo que está programado para comenzar en abril.

El fallo de la corte de apelaciones del miércoles se produjo un día después de la fecha límite de registro para las elecciones primarias de preferencia presidencial del 17 de marzo de Florida.

Si bien el fallo solo se aplica a los demandantes, el caso tiene amplias ramificaciones para los 1,6 millones de delincuentes de Florida que han completado sus condenas de prisión y podrían recuperar sus privilegios de voto en virtud de la Enmienda 4.

Según un estudio realizado por un politólogo de la Universidad de Florida, alrededor del 80% de los delincuentes liberados aún tienen obligaciones financieras legales.

Los funcionarios de Florida esperaban obtener una suspensión de la orden judicial preliminar emitida en octubre pasado por el juez federal de distrito Robert Hinkle, quien calificó el proceso de registro de votantes de Florida a raíz de la Enmienda 4 como un “desastre administrativo”.

Si bien Hinkle dijo que Florida tiene el derecho de negar a los delincuentes el acceso a las urnas si tienen los medios para pagar las obligaciones financieras pendientes, dijo que los funcionarios de Florida no pueden negar el voto a los delincuentes que son demasiado pobres para establecerse por completo.

Al emitir su fallo, presionó a los funcionarios electorales estatales para que aclaren el proceso de registro de votantes. El fallo de la corte de apelaciones solo aumentó la presión sobre los funcionarios electorales del condado, que son los principales responsables de administrar las reglas electorales del estado.

“Esta es una gran victoria para nuestros clientes y para nuestra democracia”, dijo Sean Morales-Doyle, abogado principal del Centro Brennan para la Justicia.

“Debido a que el gobernador aparentemente todavía está planeando desafiar este fallo, y porque el gobernador y el secretario de Estado no están proporcionando claridad”, dijo Morales-Doyle, “hay muchas personas en Florida que están atrapadas por cierta incertidumbre y algo de legítimo miedo, y eso es realmente desafortunado y no es la forma en que las elecciones deberían funcionar”.

Dos de los tres jueces responsables del fallo del miércoles fueron nombrados para el banquillo federal por el presidente demócrata Jimmy Carter, mientras que el otro fue nombrado por primera vez por el presidente Ronald Reagan, un republicano, pero luego el presidente Bill Clinton lo elevó a la corte de apelaciones.

Mientras tanto, dos de los miembros más nuevos de la corte de apelaciones, Robert Luck y Barbara Lagoa, fueron miembros más recientes de la Corte Suprema de Florida. Ambos fueron nombrados para el tribunal superior del estado por DeSantis poco después de asumir el cargo el año pasado.

El único funcionario electo demócrata en todo el estado de Florida, el comisionado de Agricultura, Nikki Fried, elogió el fallo de la corte de apelaciones e instó al gobernador a retirar más apelaciones.

Fried pidió a sus compañeros miembros de la Junta de Clemencia del estado que restablezcan automáticamente los derechos de voto a todos los delincuentes calificados para volver a otorgar derechos de voto en virtud de la Enmienda 4, independientemente de las obligaciones financieras.

“No tenemos que esperar litigios o legislación”, dijo. “Podemos restablecer los derechos de voto de inmediato”.

DEJE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí