Mentiras y verdades de la atención al cliente en la era digital

0
1016

 En los últimos 10 años la era digital, nos ha traído una cantidad de herramientas, a veces abrumadoras para mejorar el servicio que le prestamos a nuestros clientes. 

Después de la atención personalizada y los centros de contacto, aparecen con la era digital un montón de servicios adicionales. Páginas web, e-mail, (correos electrónicos), autorespondedores, foros, chats, chat bots, redes sociales y ahora para completar todo esto, le vamos a agregar la robótica y la inteligencia artificial. 

Todo esto, con el fin último de hacer que el cliente se sienta bien atendido, para que comparta con otros su experiencia y de esta manera potenciar el crecimiento de las ventas de cualquiera que sea el negocio, todo esto potenciado por supuesto por los mismos servicios digitales a través de los comentarios en las redes sociales y las calificaciones que nos colocan en las diferentes aplicaciones que existen hoy en dia. 

Dar un buen servicio, desde el punto de vista digital no es ningún problema. 

Pero desde el punto de vista humano, no ha cambiado en nada a pesar de todos los beneficios de la era digital, porque aún hay que seguir reclutando personal adecuado, con vocación de servicio y darles capacitación constante si realmente se quiere entregar ese servicio de alta calidad. 

Aunque desde mi punto de vista, todo esto ha dado un vuelco interesante, las personas ahora hiper informadas, exigen productos de alta calidad y aquellas empresas que no cumplan con estos dos factores, se van quedando rezagadas. 

Ahora estamos regresando poco a poco a mejorar la calidad de los productos, como parte de una buena atención al cliente, cosa que es más que evidente se ,había perdido. 

Valores como honestidad, el cumplir con la palabra dada, entregar de verdad lo que se ofrece además de la responsabilidad social empresarial, es un cambio cultural interesante e ineludible, que está comenzando a traer la era digital. 

Aquellos que no se adapten rápidamente irán desapareciendo, frente a estos cambios y exigencias de las nuevas generaciones y los nuevos mercados de la era digital.