Responsabilidad de USCIS frente al congreso – II parte

0
51

Cuando el Congreso aprobó la Ley de Seguridad Nacional en 2002, designó una agencia (que luego se convirtió en USCIS) como la agencia de beneficios de inmigración orientada al servicio y le encargó la adjudicacion eficiente y justa de los casos. Dentro de dos años, la Administración de Trump ha cambiado drásticamente las políticas de USCIS de que está fallando en esta misión y se está ahogando en casos atrasados caracterizado en el procesamiento que han alcanzado niveles de crisis. Exacerbando el retraso es un nuevo estándar sin deferencia que la agencia estableció que requiere que los adjudicadores de casos re-examinen innecesariamente las determincaiones previas. Otro cambio es la supencion de USCIS del procesamiento premmium para H-1B, ha dejado a cientos de compañías sin recurso para atender necesidades laborales urgentes.

Contrarian a la intención del Congreso, la administración está transformando USCIS en una agencia de implementacion a costa de administrar beneficios de Inmigración. Su nueva política de “Aviso de comparecencia” colocará a más personas que tienen su solicitudes y peticiones denegadas en procedimientos de deportación. Otra política dará lugar a los
procedimientos de expulsión contra estudiantes extranjeros y visitantes de intercambio que inadvertidamente violan los requisitos de su estado legal, incluso las violaciones mínimas. Mientras tanto, USCIS e ICE continúan estableciendo “trampas de deportación”, con ICE arrestando a las esposos de ciudadanos de los Estados Unidos durante entrevistas de peticiones basadas en el matrimonio en las oficinas de USCIS. Estos son sólo una muestra de las políticas y prácticas mas notorias ahora en su lugar.

En conjunto, estas políticas están perjudicando a las empresas estadounidenses y las familias estadounidenses en todo el país que dependen y merecen decisiones oportunas, notificación justa y garantías razonables de que sus seres queridos no serán arrestados mientras buscan un estatus legal. AILA urge al Congreso para llevar a cabo una supervisión vigorosa y para que la agencia vuelva a alinearse con su mandato estatutario.

Ricardo Skerrett es abogado de inmigración y miembro de AILA, American Immigration Lawyers Association. - Visite su página de Internet www.ricardoskerrettimmigration.com o llame para una consulta inicial al 239-936-0800

DEJE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí